14 emociones tóxicas que afectan nuestra vida y nos impiden llegar a ser felices

14 emociones tóxicas que afectan nuestra vida y nos impiden llegar a ser felices

En nuestra vida diaria siempre sentimos emociones diversas. Éstas varían según nuestro estado de ánimo, sin embargo, no debemos dejarnos llevar por ellas si queremos llevar una vida plena y sana.

Aquí te nombraré algunas emociones tóxicas, para que puedas identificarlas, ya que gestionar las emociones está ligado a alcanzar (o no) nuestra felicidad.

dispute-1959751_640

1. Ansiedad

Esta emoción puede llevar al desánimo, a la tristeza e incluso a la depresión. También pueden llevarte al otro extremo: a vivir completamente acelerado.

2. Angustia

En esta emoción sentimos malestar, incomodidad, depresión. Hace que nos quedemos en un estado de lamentos permanentes y pro todo; sentimos mucha tristeza y mientras más tiempo pasemos en esta emoción, más seguirá creciendo.

3. Insatisfacción

Cuando esta emoción es grave, sentimos falta de aprobación. Sientes que, aunque tú pongas todo tu esfuerzo, nunca podrás alcanzar tus objetivos y no conseguirás nunca algo bueno en tu vida.

4. Apego

Con esta emoción sentimos que no somos importantes y que las otras personas que nos rodean sí lo son. Conlleva la necesidad de complacer a las otras personas y, con ello, la persona que lo padece se olvida de ella misma, de su bienestar personal y emocional.

5. Enojo

Enojarnos es normal y a veces ayuda a poder lograr cosas positivas, pero cuando no lo controlamos el enojo se convierte en violencia: nos hace daño a nosotros y a quienes nos rodean, ya que afecta nuestra vida y nuestras relaciones con otros.

mask-389940_640

6. Envidia

Con esta emoción sufre tanto el envidioso, como las personas que lo rodean. La persona que siente envidia tiene una gran dificultad para celebrar los éxitos de los demás, ya que realiza una comparación inmediata en la que siempre sale perdiendo.

7. Miedo

Todos sentimos miedo y es normal. A veces es positivo sentirlo, pues nos permite protegernos el peligro; pero cuando este sentimiento se dirige a algo sin fundamento, o que no es real, entonces se transforma en algo que nos afecta porque nos paraliza. Es preciso tratar de eliminarlo, pues si no supera puede durar toda la vida. El miedo funciona como un círculo, dando vueltas en lo mismo y así es como se alimenta.

8. Vergüenza

Cuando sentimos que las persona se burlan de nosotros, empezamos a sentir vergüenza tóxica: sentimos que somos deficientes, que algo malo hay en nosotros, que somos malos y que por ello seremos abandonados por los demás. La vergüenza nos corroe la voluntad, nos causa daño y nos limita en nuestra vida diaria.

9. Depresión

La persona depresiva siente que nunca va a poder salir adelante en nada y, lo más grave, es que esta sensación está fuera de su control. La depresión, más que una emoción, es una enfermedad. Vivir en depresión implica un conjunto de síntomas y debe ser tratada por especialistas.

depressed-man-lying-his-bed-260nw-488542315

10. Frustración

Esta emoción implica un sentimiento de fracaso y decepción que aparece cuando no estamos conformes con lo que tenemos o hemos logrado en nuestra vida. Es como si todo se nos fuera abajo y como si lo que hemos conseguido durante tanto tiempo, no tuviera resultados ni pudiera traernos felicidad.

11. Duelo

El duelo es un proceso normal que se desarrolla tras una pérdida y es necesario que lo vivamos y lo superemos. Pero, ¿qué pasa cuando no podemos superarlo? Se vuelve una emoción permanente, que no nos deja vivir con plenitud y ser felices; constantemente estamos luchando contra ese sentimiento.

12. Culpa

Cuando la emoción de culpa es negativa (es decir, cuando no nos lleva a la humildad y al deseo de ser mejores), atormenta a la persona que la vive. A veces es utilizada por otras personas para manipularnos. La culpa crónica tiene un efecto enfermizo que puede bloquear nuestra capacidad para disfrutar la vida.

13. Rechazo

Una persona que se siente rechazada no puede disfrutar de una salida, un regalo, un halago, un éxito obtenido; esto se debe a que sus ojos estarán puestos en los otros, es decir, se concentrarán en buscar la aceptación de los demás y no en lo que les da placer y dicha.

14. Celos

Los celos se presentan por miedo de perder algo, a alguien. Los celos no tienen edad: hay adultos celosos y niños también. Se puede sentir celos por una pareja, por el trabajo, debido a las posesiones de alguien y un largo etcétera. Sentir celos es malo porque afecta tanto al celoso, como a la persona que teme perder, convirtiéndose la relación en un vínculo que solo hace daño. Los celos incontenibles pueden tener consecuencias graves, pues hacen que las personas hagan cosas sin pensar en las consecuencias.

Estas son algunas de las emociones que afectan nuestra vida cuando dejamos que ellas nos controlen y guíen nuestros actos, pensamientos y sentimientos. Es interesante conocernos cada vez más. Si quieres saber más, te recomiendo el libro de Bernardo Stamateas “Emociones tóxicas”.

Imágenes pixabay

Todos los comentarios

Dejar un comentario