8 beneficios que disfrutan las personas que viven solas

8 beneficios que disfrutan las personas que viven solas

El ser humano es un ser social, y nos necesitamos los unos a los otros a lo largo de la vida. Pero no debemos engañarnos, hay muchos aspectos positivos de pasar tiempo a solas. Es necesario tener ese “tiempo para mi” en algún momento.

Vivir solo tiene muchos aspectos positivos, nos permite pasar tiempo de calidad a solas, descubrir nuevas formas de entretenernos y de hacer aquello que nos hace felices y nos completa. 

1. Ayuda en el autodescubrimiento.

Vivir solo te proporciona el ambiente idóneo para descubrir más acerca de ti mismo (cuáles son tus fortalezas, debilidades, deseos, motivaciones, conductas, hábitos…) Vivir solo te da más tiempo para enfocarte en ti mismo, ayudándote a desarrollar las habilidades introspectivas que tienen el potencial de mejorar tu vida, y la vida de los demás.

2. Podemos manejar las responsabilidades a gusto.

Puedes hacer lo que quieras, cuando quieras y donde quieras. No tienes responsabilidad sobre nadie más, la comida, el orden, los horarios, son todos tuyos y tu los satisfaces a tu gusto.

3. Nos ayuda a relajarnos después de un largo día de trabajo.

Vivir solo te entrega la libertad perfecta para relajarte y desconectarte al final del día. Esto es especialmente cierto para quienes son muy empáticos y sensibles, ya que estas personas tienden a cargar con las emociones propias y de los demás, lo que puede llevar a la enfermedad física o mental si es que no se previene. Pero el lado positivo es que este ambiente tranquilo y libre pone a estas personas en equilibrio de nuevo rápidamente.

book-girl  imagen pixabay

4. Nos ayuda a conectarnos con nuestro lado más creativo.

Las personas que viven solas tienen tiempo para explorar y trabajar sobre sus pasiones. La mayoría de los grandes escritores, artistas y músicos conectan con sus aspectos más creativos en soledad, ya que ésta les entrega el mejor ambiente para pensar, sentir, soñar y crear.

5. Nos ayuda a crear un equilibrio interior.

Vivimos en un mundo altamente conectado, que nos demanda tiempo y presencia tanto física como digital. Estamos un tanto sobre-estimulados socialmente y con los teléfonos celulares es como si tuviéramos que estar siempre disponibles para alguien más. Pero cuando vives solos disfrutas de esos momentos perfectos de desconexión, lo que te ayuda a encontrar tu equilibrio interior.

6. Nos ayuda a crear conexiones más profundas.

Con nosotros mismos, con amigos, con una comunidad, con una causa… Vivir solo te regala un montón de tiempo que te permite enfocarte en lo que significa más para nosotros, más que dividir superficial y distraídamente nuestra atención para acá y para allá.

 

7. Nos entrega un sentido de confianza y satisfacción personal.

Cuando vives solo, depende completamente de ti mismo el hacerte cargo de las tareas cotidianas, comprar, lavar, cocinar…, porque si no lo haces, nadie más lo hará. Y cuando te das cuenta por experiencia propia de que puedes ser autosuficiente, y que puedes cuidar de ti mismo, desarrollas bastante más respeto por ti mismo y mejora tu autoestima.

8. Nos ayuda a apreciar más a las demás personas.

Vivir solo te entrega un armonioso equilibrio en tu vida, el cual te permite disfrutar y valorar la presencia de las demás personas un poco más. Es súper común que las personas demos por sentadas a las demás, a nuestros amigos, a nuestra familia y a nuestros seres queridos. Vivir solo, debido a que no estás constantemente rodeado de alguien más, hace que busques y aprecies más a estas personas cuando las tienes cerca.

Todos los comentarios

Dejar un comentario