6 Estrategias para mejorar la atención de tus hijos

6 Estrategias para mejorar la atención de tus hijos

¿A tus hijos les cuesta concentrarse? ¿No logran mantener la atención durante mucho tiempo? Es muy común que los niños se dispersen y no estén atentos a las tareas que deben realizar, lo que puede suponer un problema en el colegio.

Los padres pueden influir significativamente en la capacidad de atención de sus hijos. Si fomentas ciertas conductas en casa mejorarás su concentración en todos los ámbitos.

child-830988_640

1. Define sus objetivos de forma periódica.

Recuerda a tus hijos cuáles son sus tareas y obligaciones. Hasta que queden fijados esos objetivos y los niños no olviden qué han de hacer, podéis hacer listas de metas y dejarlas escritas.

2. Descubre donde está el problema.

La falta de atención suele centrarse en uno de los ámbitos del niño: una asignatura o tema en concreto, una actividad que no le gusta, ciertas actitudes… Empieza por observarle y, si es necesario, pregúntale el motivo de su falta de interés. Así podrás actuar de manera más ajustada.

3. Sé preciso.

Es importante que escojas las palabras adecuadas, des siempre a tu hijo datos sencillos y comprensibles y le pidas que pregunte aquello que no entienda o le animes a que te solicite más información. Fomenta también un entorno de trabajo sin distracciones, por ejemplo en el momento de hacer los deberes o estudiar.

learning-164331_640

4. Apuesta por la organización y la rutina.

Puedes comenzar imponiéndolas tú, pero tendrás que ir enseñándole a que  sea tu propio hijo quien las establezca para sí mismo: cuándo tiene que hacer los deberes, cuándo es tiempo de juego, cuándo hay que estudiar, leer, juntarse en la mesa para cenar con la familia e irse a dormir..

5. Promueve la actividad.

Es importante que animes a tu hijo a afrontar las tareas de forma activa. Incluso en el ocio y el tiempo libre es mejor que opte por llevar a cabo una actividad que le requiera cierta atención rompecabezas, juegos de mesa, deportes de equipo) en vez de elegir entrenamientos pasivos como ver la televisión.

6. Comprende sus límites.

Niños y adultos tenemos una capacidad limitada de atender y concentrarnos. Descansar también es positivo, solo tienes que enseñarle a distinguir entre hacer una pausa y aplazar las obligaciones. Hazle comprender que si se centra en cada tarea a su debido momento, tendrá tiempo para todo.

i-am-a-student-1412778_640

Imágenes  pixabay

Todos los comentarios

Dejar un comentario