Las mejores fuentes naturales de electrolitos

Las mejores fuentes naturales de electrolitos

Los electrolitos son minerales que llevan una carga eléctrica y son vitales para las funciones centrales del cuerpo. Al disolverse en los fluidos corporales se separan en iones de carga positiva o negativa que proporcionan el voltaje necesario para la señalización nerviosa, el movimiento muscular y el equilibrio de líquidos en todo el cuerpo.

Cuando hacemos una actividad de alto impacto como el ejercicio físico y sudamos en exceso, nuestro cuerpo pierde minerales a través del sudor, es decir, perdemos electrolitos. Y recurrimos a las bebidas isotónicas.

Pero hay que tener en cuenta que, no solo las bebidas isotónicas reponen los electrolitos de nuestro organismo, una buena alimentación es más que suficiente para hacerlo y volver a tener buenos niveles.

people-2592247_640

Plátanos

Los plátanos están enriquecidos con vitamina C y B6, así como oligoelementos como folato, ácido pantoténico, niacina y riboflavina. Los plátanos ofrecen 10% de potasio, 7% de magnesio, 2% de fósforo y 1% de calcio por cada porción de 100 g.

Sal de mesa

La sal es una de las fuentes de electrolitos más accesibles. Aunque consumir más de la cuenta puede contribuir a una presión arterial alta y a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Condimentar las comidas caseras con un poco de sal de mesa le proporcionará dos electrolitos importantes: sodio y cloruro. Otras fuentes naturales de cloruro incluyen aceitunas, tomates y apio.

Leche entera

Una taza de leche con un contenido de 3,25% es 28% de calcio, 22% de fósforo, 10% de potasio, 6% de magnesio y 4% de sodio.

Espinacas 

La espinaca es especialmente alta en vitamina A y C, y contiene varios fitoquímicos como luteína, kaempferol y quercetina con propiedades antioxidantes. Por 100 g, proporciona 3% de sodio, 16% de potasio, 10% de calcio, 20% de magnesio y 5% de fósforo.

Algas marinas

Las verduras del mar, las algas marinas abarcan varias variedades diferentes que cuentan con cantidades variables de vitaminas, minerales y oligoelementos que a menudo se encuentran en niveles más altos que muchos otros alimentos.

Jugo de naranja recién exprimido

Una sola taza de jugo de naranja fresco definitivamente te permitirá satisfacer tus necesidades diarias de vitamina C junto con una dosis saludable de ácido fólico, tiamina, niacina, ácido pantoténico y vitaminas A y B6. El jugo de naranja también es una buena fuente de potasio magnesio, calcio y fósforo.

Imágenes pixabay

Todos los comentarios

Dejar un comentario