El descubrimiento de la Dama de Elche

El descubrimiento de la Dama de Elche

La Dama de Elche, una de las figuras más características de nuestro patrimonio arqueológico, fue descubierta por casualidad en un mes de agosto de 1897. El día 4, unos obreros que estaban en una finca desmontando la ladera sureste de la loma de La Alcudia, con fines agrícolas, encontraron el busto.

DAMA-PNG

Imagen visitelche


La Alcudia es un montículo cercano a Elche que los árabes llamaron así y que estaba rodeado por un río. Se sabe que fue un asentamiento íbero llamado Helike (en griego) y que luego los romanos llamaron Illici Augusta Colonia Julia.

La leyenda local dice que uno de los obreros que estaban trabajando en la ladera, Manuel Campello, Manolico, un adolescente que ayudaba en las tareas, fue el que - usando el pico de uno de ellos, Antonio Maciá - empezó a excavar y descubrió el busto. La bautizó como "reina mora".

El lugar donde se encontró el busto es hoy un yacimiento arqueológico donde se han ido descubriendo piezas de gran valor a lo largo de los años, tanto íberas como romanas. Se ha descubierto alcantarillado romano, mosaicos, murallas y casas romanas y hasta los cimientos de una basílica cristiana.

dama_elche_1

Imagen visitelche


La Dama de Elche es un busto íbero tallado en piedra caliza que data de entre los siglos V y IV a.de C. Mide 56 centímetros y en su espalda tiene una cavidad casi esférica de 18 cm. de diámetro y 16 de profundidad, que posiblemente servía para introducir reliquias, objetos sagrados o cenizas como ofrendas al difunto.

La Dama de Elche, es una escultura que esconde muchos misterios ya que hoy en día todavía no se sabe si el busto representa a una diosa, a una sacerdotisa o a una dama de alta alcurnia.

A los pocos días de ser descubierta, un historiador francés llamado Pierre París recaló en tierras ilicitanas y quedó fascinado por la belleza de la obra. Fue comprada por 4000 francos de oro y tras ser embalada y enviada al Louvre, se convirtió en una de las esculturas más conocidas del mundo e icono de España en el exterior. En un primer momento, clasificaron la obra como arte oriental.

En 1940 regresó a España. El gobierno francés de Vichy incluyó a la Dama dentro de un conjunto de obras que devolvió como un intercambio de piezas entre las dos naciones.

Hoy día, se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

lady-of-elche-477558_640

Imagen de Ismael Labrador en Pixabay

Todos los comentarios

Dejar un comentario