Consejos para aliviar la artritis

Consejos para aliviar la artritis

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad crónica, autoinmune, progresiva e incapacitante, que se caracteriza por la inflamación de las articulaciones.

El sistema inmunitario del cuerpo ataca el revestimiento de la cápsula de las articulaciones, que consiste en una membrana dura que encierra todas las partes de las articulaciones. Este revestimiento (membrana sinovial) se inflama y se hincha. El proceso de la enfermedad puede finalmente destruir el cartílago y el hueso dentro de la articulación.

Existen muchos tipos de artritis; la más común es la artritis reumatoidea, que generalmente afecta la muñeca y otras articulaciones de la mano. La afectación suele ser simétrica, en ambas manos. Empieza de forma lenta, con síntomas iniciales como dolor articular leve, rigidez y cansancio. Ésta también afecta a  codos, hombros, cuello, mandíbula, caderas, rodillas, tobillos y pies. Sin embargo, raramente daña la columna vertebral.

hands-gc085a876a_640

pixabay

Síntomas:

- Dolor

- Rigidez

- Hinchazón

- Enrojecimiento

- Disminución de la amplitud de movimiento

 

El tratamiento para la artritis depende del tipo, la severidad y la ubicación del trastorno, suele tratarse mediante:

Medicamentos: los medicamentos disponibles de venta libre o bajo receta pueden reducir la inflamación y el dolor.

Terapia: la fisioterapia y el ejercicio pueden mejorar el rango de movimiento y flexibilidad mejorando la fortaleza ósea y muscular. Otras opciones incluyen terapia con masajes, terapia con agua o aparatos ortopédicos.

Cirugía: la cirugía de reemplazo de la articulación (artroplastia) o la cirugía de fusión articular podrían ser las mejores opciones de tratamiento para algunos pacientes.

Consejos para aliviar el dolor

Ejercicios con la mano

Los ejercicios pueden ayudar a mantener flexibles los ligamentos y tendones de apoyo en las manos, también pueden ayudar a reducir el dolor. Para ayudar a aliviar el dolor artrítico en las manos, puedes probar estos ejercicios, realizándolos con movimientos suaves:

-  Cerrar el puño con suavidad y abrirlo para estirar los dedos completamente; repetir varias veces con cada mano.

- Flexionar un dedo lenta y cuidadosamente, luego estirarlo de nuevo; repetir con todos los dedos.

- Poner la mano en una superficie plana con los dedos extendidos y lentamente elevar un dedo. Mantenerlo en el punto más alto que se pueda durante 3 a 5 segundos. Repetir con cada dedo.

Terapia caliente y fría

La terapia de frío y calor es un procedimiento estándar para la artritis. El tratamiento de terapia caliente promueve la salud a largo plazo en las articulaciones. El calor ayuda a aliviar el estrés acumulado en las articulaciones. Pasar algún tiempo usando compresas o baños calientes puede tener un impacto significativo en el alivio del dolor de la artritis.

Por su parte, el tratamiento de terapia de frío tiene como objetivo un alivio rápido. El uso de compresas frías ayuda a reducir la hinchazón que experimentan las articulaciones después del ejercicio o movimiento. Aprovechar estos dos métodos es una forma efectiva y natural de prevenir la artritis.

Masajes y yoga

Estas dos prácticas son excelentes maneras de mantener saludables las articulaciones. Muchos estudios han demostrado que los masajes regulares en las articulaciones han tenido resultados positivos cuando se trata de artritis, ya que ayudan a resolver la rigidez articular. El yoga es una combinación de muchas maneras excelentes de disminuir la artritis. Proporciona una excelente forma de bajo impacto para mover las articulaciones y mantenerlas flexibles. Esta disciplina provee el ejercicio necesario para mantener las articulaciones sanas. Además, el yoga también tiene un componente de meditación que ha demostrado ser beneficioso para un estilo de vida saludable. Estas dos prácticas son excelentes maneras de comenzar a tratar el dolor de artritis.

Sales de Epsom

Las sales de Epsom también son un remedio popular en el tratamiento de cualquier tipo de dolor relacionado con la artritis. Estas sales relajan las articulaciones afectadas y proporcionan alivio para reducir el dolor, la inflamación y la rigidez. En este caso, se recomienda llenar un recipiente con agua caliente y añadir 2 tazas de esta sal. Posteriormente, se remojan las manos en la mezcla durante 20 minutos, y se repite este tratamiento unas dos veces a la semana.

Más consejos para prevenir la artrosis:

- No cargar peso excesivo.

- Recurrir a la ayuda de elementos ortopédicos para reducir los problemas en las articulaciones.

- Evitar permanecer mucho tiempo una misma postura corporal.

- Dormir bien.

- Adaptar el hogar a las necesidades del usuario a cuidar (ejemplo: asas en el baño).

- Preparará una dieta equilibrada y adaptada a las necesidades del adulto mayor, rica en omega-3, calcio y vitamina D. Las frutas, el pescado y las verduras son la mejor opción.

- Hacer ejercicio regular y moderado.

- Evitar el consumo de tabaco.

Todos los comentarios

Dejar un comentario